15 formulaciones sapienciales

clip_image004[2]

Si los almanaques, en vez de ser cuadrados, fueran oblongos, el paso del tiempo no nos cansaría: nos daría mareo.

Cuando un tren pisa a alguien, pide tres deseos.

El Universo te busca para regalarte mil bendiciones. Qué lástima que siempre estés en otra parte, jugando al solitario, durmiendo la siesta, esperando el 60 del Bajo o sencillamente leyendo esto. Qué lástima: así no hay Universo que pueda hacerte algo.

Con sonrisas, trato de conquistar a la cámara de fotos. Pero ella me responde con la traición.

Eres una tuerca privilegiada en la amoladora semiprofesional del Cosmos. Regocíjate. Danza.

Naciste sin que te pidieran tu opinión, vas a morirte sin ser consultado. En el medio, vos andá y hacé lo que quieras.

Ten cuidado. La gente excesivamente positiva es vampiro de tu energía.

Hoy prefiero no hablar del cosmos, porque estoy en plena actitud positiva.

Solo se llega a ser amado cuando se resulta lo suficientemente indigno.

La Consciencia del Universo sustenta la plenitud de todo lo creado; es su Inconsciente el que se manda las macanas.

Tenemos una obsesión en la cabeza. Y un poquito de otra. Eso es lo que llamamos "nuestro pensamiento". No hay mucho más que eso en cada vida.

Hoja de otoño, decidite. O te tirás, o te caés.

A la noche, mientras sueño, aprovecho para ordenar al mundo. Lástima que el amanecer desordena todo de nuevo.

Es al revés: solo de noche se ve claro. Por eso nos vamos a dormir: no podríamos soportar tantas lucidez en continuado.

A veces me canso de escucharme. Pero disimulo.

Mariano Nicolás Donadío

 

viernes 25 de febrero de 2010 - año 11 - número 496 - día  del que le da charla al colectivero

lo insoportable
las adolescentes que se ríen y gritan como gallinas endrogadas, en los colectivos, a las tres de la mañana.

actividades de la fundación solargento
“el corredor” y “atrápame si puedes”: xxxviii maratón teatral por la ciudad de buenos aires

mirá vos
un test de ruido, para probar tu oído y saber hasta cuántos hertzios podés escuchar.

biografía en seis palabras
temía hasta mi sombra; ella no.

Comentarios

laura dijo…
me matás, genial!