La injusta distribución de la tristeza

tristeza

Un fantasma recorre el mundo, y es un fantasma triste, insomne y desganado. La Organización Mundial de la Salud (OMS) nos cuenta que la depresión es la cuarta causa de discapacidad en el mundo. Y en un estudio reciente nos señala que hay 120 millones de personas en el mundo que sufren “sentimientos de tristeza, pérdida de interés o placer en la vida, sentimientos de baja autoestima, falta de sueño o de apetito, pérdida de energía y baja concentración”.

Aunque el hecho de que el planeta se está convirtiendo en un sitio cada vez más triste ya es suficiente para una sola noticia, el informe revela otro asunto para tomar en cuenta: los países más ricos son los más afectados por la depresión. El 15% de la población de los países de altos ingresos la ha sufrido en algún momento de su vida, contra el 11% de las personas que viven en naciones de bajos ingresos. ¿Explicaciones? Quizá en las situaciones de pobreza extrema falten profesionales que etiqueten a sus males, y uno debe conformarse con los llanos nombres de tristeza o desánimo. O quizás -y esto es otra suposición- la pulsión de supervivencia nunca consigue tiempo para deprimirse y desalentarse, esos lujos de los más pudientes.

La Nación, domingo 7 de agosto de 2011.

Comentarios

Lo tuyo es imperdible:ingenioso,risueño,profundo y humano.Un placer leerlo,visitarlo,enlaces notables. Muchas gracias .y que mientras esperas el 60 te siga dando estos frutos. Llevas ,se ve. Un buen canasto. Oscar L.