Los cuerpos celestes

lunatierra

1-

Aprendiz de poeta, esta es tu primer lección. Para escribir poesía, solo existen dos temas: la luna y todo lo demás. Pero con la luna sola, alcanza y sobra. Segunda lección: no dejes que tu fe en la luna se tambalee. Aunque la revista científica Nature haya publicado en estos días una noticia inquietante: que no hubo una, sino dos lunas.

Hace 4400 millones de años -sostienen- teníamos dos lunas jóvenes, que chocaron entre sí cuando un planeta gigante arremetió contra la Tierra y alteró la gravedad. "Estaban destinadas a chocar. No había salida", dice Erik Asphaug, científico planetario de la Universidad de California. Es por eso que el lado oscuro de la luna está más golpeado que el lado claro; porque lleva en su zona oculta las marcas de la lucha. Nuestra luna ingenua y virginal seria en realidad una gemela malvada, el Caín de su Abel, la predadora de satélites.

Señores científicos: pueden seguir difamándola, si quieren. Decirnos que sus ideas políticas son nefastas. Que odia a los niños. Que se dedica al tráfico de armas. Pero -por más que sigan acumulando pruebas en su contra- nosotros vamos a seguir amando a nuestra luna, locamente, y con una devoción que jamás vamos a poder explicar.

2-

La Tierra no es plana, como se venía creyendo. Ni redonda, como quieren venderla los fabricantes de globos terráqueos. Ni un amasijo de formas caprichosas, de montañas y pozos, como saben los que la caminan. Porque la Tierra no es, sino que va siendo. Y las últimas noticias acerca de ella dicen que se está achatando en los polos. Y engordando por la cintura.

Científicos de la Universidad de Colorado recogieron datos enviados por los satélites. Dicen esto: que mientras nuestro planeta gira sobre sí mismo, el derretimiento de los hielos en Groenlandia y en la Antártida hacen que el agua se acumule cada vez más en el ecuador. "Los polos están perdiendo un total de 382.000 toneladas de hielo al año. Y la cintura está creciendo 0,28 centímetros por década. Actualmente el radio del planeta es 20 kilómetros más grande en el ecuador que en los polos", advierten.

Que los cartógrafos y hacedores de mapas tomen de nuevo sus lápices y sus gomas de borrar. La Tierra no es redonda, ni plana, ni de formas caprichosas. La Tierra -esa señora cada vez más gorda y petisa- es lo que le dejan ser. Lo que puede. Lo que le sale.

Mariano Nicolás Donadío

viernes 26 de agosto de 2011 - año 11 - número 516 - día de la multiprocesadora

lo insoportable
los banners de publicidad que aparecen cuando queremos ver o bajar películas en la compu.

actividades de la fundación solargento
"soltando esculturas en las plazas", jornada de liberación de estatuas al aire libre.

mira vos, che
a ver como lo explicamos: un grupo de relojes que a una hora del día arman la palabra eternidad.

biografía en haiku
caballerosidad medieval,
abnegación de superhéroe
y entrega de misionero.
mala mezcla, reconozco.

Comentarios