La lenta carrera de los rápidos minutos

Racing

Dos amigos van a la cancha a ver jugar a Racing, su equipo amado. (Aquí deberíamos decir “amado y odiado”. Pero un hincha jamás reconocerá que odia a su equipo tanto como lo ama). Van ganando por un gol. El tiempo corre con lentitud de horror. En los últimos minutos del segundo tiempo a Racing le meten dos goles y los minutos se desbocan. Los hinchas de futbol saben de la relatividad del tiempo. Lo experimentan cada fin de semana.

Un equipo del laboratorio de Cronobiología de la Universidad de Quilmes, liderado por Diego Golombek, está realizando en estos días el experimento “Percepción del tiempo y futbol.” Estudiando los estímulos y las emociones de los fanáticos en el estadio, tratan de entender la relación entre la emoción y la percepción del paso del tiempo. Esto los ayudará a comprender mejor el impacto de enfermedades como el Parkinson o el déficit de atención. 

¿Viajar en el tiempo? En nuestros experimentos científicos, los argentinos lo hacemos a lo plebeyo. No buscamos un prado por donde corretean los dinosaurios para hacer nuestro picnic. Viajeros inmóviles, elegimos un buen lugar y nos sentamos a medir el paso del tiempo, sus angosturas y sus ensanchamientos.


La Nación. Domingo 9 de octubre de 2011

Comentarios