entre dos años y la eternidad

casamiento

Quién lo hubiera dicho de los mexicanos, cultores del bolero, el danzón y el corrido, esas canciones de amores eternos y porfiados. Porque de México nos llega esta noticia: la mitad de los matrimonios del Distrito Federal terminan en divorcio y la asamblea legislativa discutirá un proyecto de matrimonio "renovable" cada dos años, al estilo de los contratos laborales.

El contrato de dos años sería opcional y ayudaría a evitar las cargas de trabajo por juicios de divorcio. "Dos años es un tiempo mínimo que ya te permite conocer y valorar cómo es tu vida en pareja. Si renuevas, significará que hay un entendimiento con tu pareja, que tienes claras las reglas de la relación y que ambos cónyuges tienen certeza jurídica de sus derechos y obligaciones", dice Mundo Rosas, diputada por el PRD.

El melodrama y su hija, la telenovela, lo afirman con todas las letras: el amor transcurre en un “siempre”. Queda para los parlamentarios de la ciudad de México la difícil tarea de separar al matrimonio del amor y proceder a parcelarlo en meses. A nuestro humilde entender, dos años nos parece un plazo muy mezquino. Aún para estos tiempos de amores líquidos.

La Nación, domingo 6 de noviembre de 2011

Comentarios

Barullo dijo…
Es que los boleros mezclados con tequila te ponen mimosón y decís que sí a lo que venga.

Peor sería la opción de prohibir los boleros.
ABOGADO y MEDIADOR FAMILIARESPAÑOL dijo…
la Abogada Doña Mercedes de la Puente Formoso y el Psicólogo Don Jesús María Reiriz Rey en 1.998 registraron en el Registro de la Propiedad Intelectual dependiente de su Ministerio, el concepto y el desarrollo de contrato matrimonial renovable bianualmente, sobre el que se pretende legislar en Méjico DF.
Tal concepto y documento están basados en lo que se denomina contrato de contingencias, aplicable en los conflictos de pareja por psicólogos clínicos. Dichos profesionales estiman que en materia de relaciones de pareja la Psicología Humana y Derecho tienen que ir cogidos de la mano, y si bien se trata de un “matrimonio renovable cada dos años”, suponiendo que se incorpore como forma de matrimonio al Codigo Civil el mencionado modelo, de lo que se trata precisamente es de fomentar valores y conductas que contribuyen a que las relaciones de pareja PERDUREN, pues las estadisticas de rupturas hablan por si mismas de una crisis a nivel mundial en las relaciones de pareja, la familia es el pilar de nuestra sociedad y debemos cuidarla, es por ello que al adoptar medidas legislativas, debemos de adoptar MODELOS paliativos tendentes a solucionar el problema de fondo y no quedarnos simplemente en lo jurídico, POR ELLO SERÍA DESEABLE QUE EL LEGISLADOR MEJICANO ADOPTARA EL MODELO REIRIZ CONVIRTIÉNDOSE ASÍ MÉJICO A NIVEL MUNDIAL PIONERO DE UN NUEVO ENFOQUE EN LAS RELACIONES DE PAREJA.

LA FORMA DE CONTRAER MATRIMONIO NO DETERMINA EL ÉXITO DEL MISMO no hay más que ver las estadísticas para poder afirmarlo.

Para darle aplicación social, la Abogada coruñesa Mercedes de la Puente Formoso le dio una forma jurídica, de tal modo que pudiese resultar de utilidad para acreditar y regular la pareja, tanto en el plano afectivo Y TERAPEUTICO (aspecto psicológico) como jurídico, dicho concepto supone una auténtica revolución social en la forma de entender las relaciones, pues dichos profesionales sostienen que cada uno es arquitecto de su propia relación, siendo la propia pareja quien debe autoregular sus relaciones, es por ello por lo que además de ser una autentica técnica de terapia de pareja, dicho modelo, también llamado "MATRIMONIO REIRIZ", evita posibles conflictos contribuyendo a descongestionar la Administración de Justicia.

EL PROBLEMA DEBE SER ATAJADO DE UNA MANERA MÁS PROFUNDA, AHONDANDO TAMBIÉN EN LAS CAUSAS DE LAS RUPTURAS MATRIMONIALES LO QUE COMPETE A PSICOLOGÍA ADEMÁS DE EN LO JURÍDICO, DE NO ADOPTAR DICHO MODELO EL LEGISLADOR MEJICANO ESTÁ DESPERDICIANDO UNA OPORTUNIDAD ÚNICA QUE NO VOLVERÁ A PRESENTARSE EN AÑOS.