Penúltimas noticias del fin del mundo

travel-package-superluminal

El 2012 recién está empezando, pero ya se sabe que el Fin del Mundo va a ser el evento del año. Se comenta en los noticieros, se hacen infinitos chistes en Facebook y Twitter, se estrenan películas que van desde la épica pochoclera del “2012” de Emmerich al nihilismo europeo de la “Melancolía” de von Trier. Nadie quiere llegar tarde al Apocalipsis: va a haber una sola función, sin repeticiones ni edición en DVD.

En China venden pasajes para una supuesta arca de Noé. Los boletos cuestan 15 centavos de dólar y se consiguen en la Web. La broma está cuidadosamente elaborada: cada pasaje tiene su sello y timbrado, y la (falsa) firma del Secretario General de las Naciones Unidas al pie. Ya se vendieron millones de billetes para este viaje a ninguna parte. Al otro lado del mundo, en México, los descendientes de los antiguos mayas desmienten cualquier catástrofe. “No se acaba el mundo, sino que termina la era. Para nosotros, la llegada del 2012 es un mensaje de esperanza", explica un vocero de la comunidad.

Tenemos todo el año para decidir entre la ironía china y la esperanza maya. Y, cuando la cosa haya pasado, vamos a buscarnos otro lugar donde depositar nuestros miedos y nuestros deseos.

La Nación, domingo 8 de enero de 2011

Comentarios