Un trato imposible de rechazar

Louis-Ferrante-Mob-Rules

Louis Ferrante creía que la mafia era su mundo. En la cárcel descubrió que el mundo podía asemejarse a la mafia. Ferrante formaba parte del clan Gambino, uno de los más importantes del delito estadounidense. En la biblioteca de la prisión leyó historia, filosofía y religión; cuando salió de allí ya tenía la cabeza su primer libro: “Liberado: un viaje desde la prisión hasta Proust”.

Hoy el nombre de Ferrante vuelve a aparecer en la prensa con la edición con su segundo libro: "Aprenda de la mafia". El texto contiene 88 recomendaciones para aplicar las prácticas del mundo de la mafia a los negocios. Las recomendaciones de Louis son absolutamente legales. Comenzar desde abajo, obedeciendo sin chistar. Crear una red de favores y de ayuda mutua. Ser mudo y evitar las delaciones. Respetar hasta el extremo la cadena de mandos. “El organigrama de una familia del crimen organizado refleja la estructura administrativa de una corporación”, aclara.

En los últimos siglos hemos marchado detrás de conquistadores, militares, líderes políticos y empresarios... ¿habrá llegado el tiempo de los mafiosos? ¿Será esta mafia sin crimen –en esta contradicción- el modelo de la organización del futuro?

La Nación, domingo 19 de febrero de 2012

Comentarios