Zombies entre nosotros

zombies
Y entre los temas que preocupan, tenemos la proliferación callejera de los zombies. Montones de películas e historietas, series de televisión, videojuegos, novelas y libros de cuentos. Y manifestaciones en todo el mundo.

Las marchas zombies se realizan porque sí. Para participar de ellas hay que disfrazarse de muerto vivo: la piel pintada de blanco, el rostro desfigurado, la piel llena de agujeros y lastimaduras fingidas. En octubre, un grupo argentino marchó al obelisco. También hubo manifestaciones en Santiago de Chile y en Madrid. En México DF cerca de 10.000 personas marcharon en lo que los organizadores proclamaron como "la mayor Marcha Zombie de la historia”.

Se sabe que cada época se busca sus propios miedos, y que cada cultura tiene los monstruos que se merece. En estos días el vampiro solitario deja su lugar a la marea (infra)humana de muertos vivos. Para una mirada progresista, las marchas zombies son un fenómeno positivo: los miedos dejan de ser oscuros, íntimos y personales, y se los saca a la calle para compartirlos. Para una mirada cínica, estos zombies también representan nuestra vida moderna: por su deambular sin objetivo, su voracidad y su vacío de intenciones.
Mariano Nicolás Donadío
viernes 13 de abril de 2012 - año 12 - número 539 - día del bufarrón


lo insoportable 
Estamos tan acostumbrados a hablar mal de Claudio María Domínquez como sujeto, que, por el camino, perdemos de vista lo esencial: la extrema chotez de su discurso.

actividades de la fundación solargento 
LXVIII concurso literario de aforismo largo y/o microcuento breve

mira vos, che 
El Nokia Puta y otras metidas de pata a la hora de poner nombre a un producto.

biografía en haiku 
Cada vez me vuelvo más
yo mismo y no otra persona.
Eso me perturba.

Comentarios