La ciudad de las mujeres con velo

Pocas mujeres trabajan allí: apenas el quince por ciento de la población empleada del. La ley islámica -la Sharia- no las deja juntarse con hombres. La solución al problema es tan simple como inverosímil: fundar una ciudad en la que solamente existan mujeres trabajadoras.

Estamos en Arabia Saudita, el país en donde las reuniones de brainstorming terminan con un “tenemos el dinero, hagámoslo mañana mismo”. El gobierno saudí se dispone a construir una ciudad dedicada solo a las mujeres en los alrededores de Hofuf, en el este del país. Esperan crear más de cinco mil puestos de trabajo en las áreas de farmacéutica, textiles, procesamiento de alimentos y otros asuntos. Se trata de un avance notable en una sociedad en la que las mujeres no pueden conducir autos ni salir a la calle sin estar acompañadas por un hombre.

No esperamos que Hofuf se convierta en una nueva tierra de las Amazonas, ni la mítica Ciudad de la Mujeres de Fellini. La intención es, apenas, la de un corralito diseñado por misóginos. Pero a la historia le gusta dar vuelta este tipo de jugarretas. Y las mujeres saben hacer revoluciones lentas, metódicas, casi imperceptibles.

La Nación, domingo 26 de agosto de 2012

Comentarios