A la revolución en bicicleta




Amamos la bicicleta. Es el diamante de los inventos humanos. Quizás la penicilina y los antibióticos hayan salvado más vidas, pero la bicicleta representa el más alto de nuestros logros en utilidad, elegancia y simplicidad. Como si esto fuera poco, Stephen Jones, profesor y genetista del University College de Londres, sostiene que la invención de la bicicleta ha sido “el evento más importante en los últimos 100.000 años de la historia de la evolución humana.”

Jones sostiene que el invento de este sistema de transporte -barato y eficiente- cambió las costumbres del cortejo amoroso. Rompió con el aislamiento pueblerino. Produjo parejas entre familias a kilómetros de distancia. Casamientos entre gente de distintos pueblos, con migraciones frecuentes de un lado a otro. Con las bicicletas llegaron los caminos, y con los caminos los automóviles. Y el mundo no volvió a ser el mismo.

Todo esto influyó en la diversidad genética, el material base de la evolución. Nuestra genética es más variada, más rica, mejor preparada para sobrevivir, gracias a la bicicleta. Llámennos fanáticos. Pero amamos a la bicicleta y a este tipo de revoluciones: bellas, amorosas, silenciosas, casi secretas.

Mariano Nicolás Donadío


viernes 14 de diciembre de 2012 - año 13 - número 568 - día del desengaño ontológico

lo insoportable
La inflación de eventos de fin de año.

actividades de la fundación Solargento
Sex Pistols: un homenaje en canto gregoriano.” Por el coro de la parroquia Nuestra Señora de la Desolación

mira vos, che
¿Qué pasó con los niños protagonistas de películas de terror? Algo horrible: crecieron.

Biografía en haiku
le dí la tarde libre
al yo, pero
quiso quedarse en casa


                

Comentarios

musidora dijo…
sí, yo tb amo mi bicicleta y ese tipo de revoluciones silenciosas. guillermo enrique hudson escribó cosas preciosas páginas sobre este tema