Haga su reservación para este fin del mundo


Nos estamos volviendo adictos al fin del mundo. Para el 21 de diciembre tenemos otra propuesta en la puerta de nuestra casa: el Apocalipsis Maya. Aunque la comunidad de los mayas -que son algo así como los ideólogos del asunto- no se cansa de aclarar que esto no es una hecatombe sino el final de un ciclo y el comienzo de una nueva era, nadie les hace caso: todos quieren emociones.

Ese día, en México, habrá un gran banquete preparado por los mejores chefs del mundo; conciertos musicales, películas, sorteos de lotería, encuentros religiosos, exposiciones fotográficas, buceo en ríos subterráneos y descuentos en la compra de autos... "Hemos bombardeado turísticamente al mundo con el tema de la profecía maya del supuesto fin de la humanidad", reconoció la secretaria de Turismo, Gloria Guevara Manzo.

Cada cultura hace lo que quiere con el paso del tiempo y sus ciclos; el gobierno mexicano prefiere festejar al modo capitalista, con descuentos y venta de souvenires. Nos negamos a participar de un fin del mundo tan mezquino.

La Nación, domingo 9 de diciembre de 2012

Comentarios