La hinchada de un solo hombre

clip_image001
Pregunta para filósofos e hinchas de fútbol: si alguien mete un gol, pero no hay nadie para verlo, ¿es un gol? Existimos porque nos miran, dijo alguien alguna vez. De ser cierto, desde hace unos días el equipo futbolístico Udinese le debe su existencia a Arrigo Brovedani, el fan solitario que sostuvo a un equipo entero con su sola mirada.

Esta es la historia: el Udinese es un club menor de Italia, que no atrae a más de 50 ó 60 fans por partido. En la fría noche del primer lunes de diciembre tenía que jugar en Genova, a 500 kilómetros de su cancha. Arrigo Brovedani fue. Y se encontró con que era el único espectador de su equipo. "Cuando entré, los aficionados locales me abuchearon y me sentí un poco ofendido. Pero al final me aplaudieron y me invitaron con café y comida, y me regalaron una camiseta".

En estos tiempos de hinchadas omnipotentes, que usan al futbol como pretexto para celebrarse a sí mismas, la historia de abnegación de nuestro Brovedani es una luz solitaria. Ah: Udinese ganó el partido por 2 a 0. El equipo le dedicó la victoria a una sola persona.
Mariano Nicolás Donadío


Lunes 4 de enero de 2013 - año 13 - número 570 - día del oximoron

lo insoportable
el “¿y te vas a alguna parte?” como pregunta obligada de enero

actividades de la fundación Solargento
“cisnes y enanos de jardín” exposición de arte maldito en los jardines del museo de arte decorativo.

mira vos, che
30 formas vintage de morir electrocutados.

Biografía en haiku
la adolescencia
es la madre de todas
las melancolías.

Comentarios