Sea realista: coopere


A veces la ciencia no nos muestra lo que somos sino lo que quisiéramos ser. Un grupo de investigadores de las universidades de Harvard y Yale sostiene que el egoísmo  es un lujo que puede darse la gente con tiempo que perder. “Hemos demostrado a través de diez experimentos que el primer impulso de las personas es cooperar con los demás, mientras que pensar durante más tiempo conduce al egoísmo”, asegura David Rand, autor de la nota que en estos días publica la revista Nature. “Esto sugiere que la cooperación es intuitiva y automática”, agrega.

En la naturaleza estampamos nuestra cultura, nuestro tiempo y nuestros deseos; no podemos evitarlo. Esta noticia puede ser la señal de que llegan tiempos urgentes, y que habrá que postergar el egoísmo hasta mejor momento. Que nuestro “sálvese quien pueda” se reemplace por un intuitivo “vamos a salvarnos juntos”. Y nuestro moderno “chau: cuidate” por un “chau: cuidémonos”. 

La Nación, domingo 10 de febrero de 2013.

Comentarios