El Papa de las profecías insólitas



Las buenas profecías siempre son oscuras. En estos cuatro días se dijo que Jorge María Bergoglio era el Papa Negro anunciado por San Malaquías, porque es un jesuita (al superior de los jesuitas se lo llamaba, justamente, “el Papa negro”). Algunos adivinos ven en este obispo al Hombre Gris de las visiones de Benjamín Parravicini, ese sujeto que “cambiará al mundo para bien”.

Otras señales esotéricas son más difíciles de interpretar. Se sabe que fue elegido el día de Santa Cristina. Que fue el día trece del mes tres del año trece. Que la quiniela dio por ganador al número de su carnet de socio del club San Lorenzo.

Para que la elección del Papa Francisco se nos vuelva un hecho “natural”, estamos buscándole causas, genealogías y razones. Necesitamos encontrar sentidos para una Historia que juega a los dados con demasiada frecuencia. Son como bengalas que lanzamos hacia el pasado, para entender dónde estamos. En esta semana hemos leído muchas. Las profecías se leen de adelante hacia atrás, y solo se comprenden cuando alguien les da cumplimiento.

La Nación, domingo 17 de marzo de 2013.- 

Comentarios

Barullo dijo…
Jorge Mario, Mariano. Buen blog, lo leo siempre.