Mi novia imaginaria



Aquellos que nunca se hayan enamorado de un personaje de ficción, que tiren la primera piedra. En estos días salieron la luz dos noticias relacionadas con amores imaginarios y adolescentes. Escuchémoslas con indulgencia.

El jugador de fútbol americano Manti Te'o dedicó sus últimos triunfos a su novia online, Lennay Kekua, una joven de 22 años que fuera atropellada por un auto y atacada por un cáncer. Los periodistas descubrieron que Lennay nunca había existido; el anuncio de la muerte de la chica coincidió con el descubrimiento de su inexistencia. Hoy Manti pide disculpas y jura que fue el objeto de una broma.

Sophia, una universitaria de California, cobra cinco dólares por hacerse pasar por nuestra novia en Facebook. Eso incluye colocar “en una relación con…” en su perfil y poblar de “Me gusta” y toques el muro de su novio ocasional. "Trabajo sobre todo para chicos que quieren dar celos a otra persona", explica Sophia. "O para que parezca que tienen el perfil de Facebook repleto de chicas". 

Todo amor es imaginario, diría un psicoterapeuta lacaniano. Las cosas que haríamos por un poco de amor, agregamos nosotros. Aún si fuera un amor alucinado.

La Nación, domingo 17 de febrero de 2013.-

Comentarios