Palabras de amor para nadie



Un acto arbitrario de generosidad puede mejorar la salud mental de una persona. Inspirada por esa idea, la neoyorquina Hannah Brencher escribió una carta de amor para un desconocido. "Si encuentra esta carta, es para Usted. Usted me importa. De una manera que no puedo explicar, me importa. Y usted es una maravilla… Usted y todo su ser", terminó de garrapatear en una hoja; después la puso dentro de un sobre y la abandonó en un banco de Central Park.

Hannah siguió escribiendo esos mensajes de afecto; aparecieron más y más esquelas, sueltas por todos los barrios de Nueva York. Fue una idea contagiosa: hoy Hannah coordina una organización llamada “Más cartas de amor”. Cientos de personas las encuentran. Se sienten, por un momento, seres únicos. Por estos lados se está imponiendo la moda de decir “te amo” o “te quiero mucho” a todo el mundo, desde el quiosquero a la prima de un amigo que se acaba de conocer en una fiesta. Y en una plaza se ofrecen abrazos gratis. Desconfiemos de la inflación de palabras de amor. Pobres vidas, que dependen de la amabilidad de los extraños.
Mariano Nicolás Donadío

Viernes 19 de abril de 2013 - año 13 - número 582 - día del bolastrún

lo insoportable
El Harlem shake. Estamos yendo a razón de dos bailes estúpidos en menos de un año. Así no se puede.

actividades de la fundación solargento
“De la protesta jipi con payasos y mimos a la protesta retrocool con sombrero hipster y anteojos feos: un camino, un proyecto”. Charla orientativa

mira vos, che
la página de los procrastinadores, con consejos.

biografía en haiku
cada vez me parezco
más a mi mismo
solo que más viejo.

Comentarios

Barullo dijo…
Son esas buenas ideas que se vuelven malas cuando tienen éxito.

Muy buen blog, lo leo siempre.