Acerca de la mujer como argumento



"Muchas mujeres que no se visten con modestia conducen a los jóvenes por el mal camino, corrompen su castidad y difunden el adulterio en la sociedad. Esto (consecuentemente) aumenta los casos de terremotos”, dijo Hojatoleslam Kazem Sedighi, alto clérigo de la teocracia islámica, durante su prédica de los viernes en una mezquita. Sedighi trataba de explicar los terremotos que afligieron a Irán la última semana con esta teoría. Fue abucheado por la prensa de todo el mundo.

En esos mismos días, el físico Stephen Hawking confesaba: “he estudiado la Teoría de la Relatividad, la antimateria, la entropía, la teoría de cuerdas y algunos otros aspectos de la física contemporánea y la cosmología teórica, pero el enigma que supera a todos estos en complejidad es la mujer”. Este desborde lírico también fue criticado por los grupos feministas, por considerar a la mujer como un ser intrínsecamente inexplicable.

El religioso cree que las mujeres son una explicación; el científico, una pregunta infinita. Curioso hábito, este de considerar a las personas como cuestiones a resolver.

La Nación, domingo 5 de mayo de 2013.-

Comentarios