Esos objetos que nos vigilan


Buscamos una cara humana en todas partes. En Estados Unidos, un nugget de pollo que parece el perfil del rostro de Washington alcanza el valor de 8.000 dólares. Un modelo de tetera –que parece imitar la figura de Hitler levantando su brazo derecho- despierta la polémica y es un boom de ventas. Mientras tanto, el estudio alemán de diseño Onformative está haciendo un rastreo satelital del planeta  en busca de formas parecidas a rostros humanos en montañas, bosques y desiertos.


"Si ves la cara de Jesús en una tostada, esto revela qué está pasando con tus expectativas y cómo estás interpretando el mundo en base a ellas, más que referirse a algo que aparece en esa tostada", responde ante todo  esto la neurocientífica Sophie Scott, del University College  de Londres. Pero nosotros –los inventores de esa idea de que el Universo nos está observando- necesitamos de cosas como estas. Del alguien que sostenga nuestra existencia con su mirada. Aunque (más no sea) una tostada a medio quemar. 

La Nación, domingo 9 de junio de 2013.-

Comentarios

musidora dijo…
es que las tostadas a medio quemar son desesperantes, y las quemadas totales son el colmo de la tristeza. yo cuando se me queman las tostadas pierdo toda fe, desde dios hasta al kirchnerismo