La maravilla más honda

 

Christine Lagarde -la directora del Fondo Monetario Internacional- lo dijo en estos días muy suelta de cuerpo: la desigualdad social en el mundo se está agravando y el 0,5 por ciento de la población mundial está controlando el 35 por ciento de la riqueza. Esa misma semana, el Comité del Patrimonio Mundial declaró como Octava Maravilla del Mundo a “la Gran Brecha Entre los Ricos y los Pobres”.

“De todas las épicas estructuras que la raza humana ha ingeniado, ninguna es más sobresaliente o imponente que esta brecha”, aclaró el presidente del comité, Henri Jean Baptiste, en una rueda de prensa. “Es un tremendo páramo que nos llena de gran humildad y asombro”.


¿Queríais ser recordados por el juicio de la Historia, ese sofista arbitrario? Llevamos 10.000 años de excavación constante, de un abismo de inmensidad abrumadora. Malas noticias: ni templos, ni pirámides; lo más duradero que se ha construido es un monumento invisible. Ahí lo tienen, ante sus propias caras, faraones y emperadores que en el mundo han sido.

La Nación, domingo 29 de mayo de 2012.-

Comentarios