La invasión extraterrestre acaba de ser cancelada


El último secreto desclasificado por el gobierno inglés es este: el Estado ya no le teme a los platos voladores. En efecto, esta semana el Ministerio de Defensa difundió documentos en los que revela que decidió clausurar su oficina especial para ovnis. La línea telefónica de consultas y el correo electrónico fueron cerrados.

“El Ministerio de Defensa ya no responderá sobre reportes de avistamientos de objetos voladores no identificados ni los investigará porque no representan ningún beneficio de defensa”, aclaran fuentes del gobierno. Que este departamento –nacido al calor de la paranoia de la guerra fría- sea cerrado después de 50 años de existencia, no es un dato pequeño. Representa el fin de aquella ilusión de una invasión extraterrestre. Aquella en la que habíamos depositado tantas expectativas…

Suponemos que el departamento será reemplazado por una oficina de avistamiento de zombies. O de prevención de desequilibrios climáticos. Cada generación tiene la misión de decidir cuáles van a ser sus propios miedos. En la nuestra, hemos elegido tener miedo de nosotros mismos.

La Nación, domingo 30 de junio de 2013,.


Comentarios