El efecto de los alucinógenos en perros


“Cada vez más perros consumen marihuana”, dice en los Estados Unidos un estudio publicado en la Revista de Emergencias y Cuidados Intensivos Veterinarios. Hasta ahora el lugar de los canes estaba del lado de la ley, como perros rastreadores y detectores de droga. Pero el mal ejemplo siempre cunde.

El hecho es que el uso del cannabis con efectos medicinales -aprobada en varios estados- trajo esta consecuencia inesperada: un aumento considerable en el número de perros que deben ser tratados por intoxicación de marihuana. “Muchas veces los perros ingieren de forma accidental alimentos como pasteles o galletas que contienen cannabis; eso produce falta de coordinación, temblores, pupilas dilatadas, cambios en el ritmo cardíaco…” explica Elisa Mazzaferro, una de las autoras de la investigación. “Lo bueno es que en la mayoría de las ocasiones las intoxicaciones se pueden tratar y los perros se recuperan.”

Nuestra suerte está ligada a la de nuestra mascota. Elegimos un perro para que sea nuestro interlocutor, nuestra compañía, nuestro afecto. No sabemos que, además, es nuestro síntoma.


La Nación, domingo 10 de noviembre de 2013.-

Comentarios