¿Quién se robó mi laguna?


Robarse el Taj Mahal, evaporar el monte Everest, meter a la ciudad de Nueva York dentro de una botella. Todo científico loco de dibujo animado sabe que la culminación, el doctorado de una carrera maligna consiste en hacer desaparecer algo grande. En Bosnia se ha perdido una laguna entera, y creemos en la acción de algún novato genio del mal.

La laguna de Sanica (en el departamento de Kljuc, Bosnia) tenía veinte metros de diámetro por ocho de profundidad. De un día para otro, los peces empezaron a saltar y el agua de la laguna desapareció, dejando un agujero y llevándose algunos árboles de yapa.

El hoyo hoy tiene cincuenta metros de diámetro. Los científicos lo atribuyen a un fenómeno natural: la zona es cárstica y la acción disolvente del agua junto con las corrientes subterráneas serían las culpables. Alguien le echa la culpa a las bombas arrojadas durante la segunda guerra mundial, accionadas por algún pez desaprensivo. O a algún bromista con superpoderes. O al Universo mismo, que empezando por el Big Bang y después de eones de feliz expansión, eligió a esta modesta laguna para empezar a contraerse y desaparecer, devorándose a sí mismo.

Mariano Nicolás Donadío


Viernes 20 de diciembre  de 2013 - año 14 - número 605 - día del paralipomenon

lo insoportable
la pregunta “¿y con quién vas a pasar las fiestas?”; como si a la persona que lo pregunta realmente le interesara.

actividades de la fundación solargento
“No escriba: es al pedo” Manual de disuasión de futuros escritores.

acción antipoética



mira vos, che
en qué estaba pensando esta gente. 25 fotos disfuncionales de parejas.


Comentarios