Un futuro de corredores lentos




Correr para vivir. Si estamos escribiendo esas líneas es porque nuestros antepasados cumplieron con este precepto y lo transmitieron a sus hijos. Pero -desde el Paleolítico a esta parte- los tiempos se han vuelto menos peligrosos, nos estamos volviendo cada vez más sedentarios y nos olvidamos del consejo paterno. Un estudio hecho sobre niños de todo el mundo llegó a la conclusión de que esta generación puede correr menos que la de sus padres.

“Analizamos 46 años de datos de más de 25 millones de niños de 28 países. Descubrimos que los niños de hoy tardan 90 segundos más en correr una distancia de 1,6 kilómetros que los adultos de hace 30 años” denuncia el doctor Grant Tomkinson en un trabajo presentado en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón. El aumento de la masa grasa en la alimentación sería uno de los principales responsables.

Es posible que esta tendencia sea un nuevo ardid de la evolución. Que estemos abandonando la era del correr para vivir y comenzando la era del correr por correr, en una cinta o en una plaza, imaginando la respiración de un perseguidor invisible sobre nuestras nucas. O que estemos ante las puertas de un nuevo tiempo en el que el trote se convierte en una excentricidad, como tocar el violín o amaestrar animales. O que este sea el primer gesto del regreso a aquella época lejana en la que todavía no se había descubierto la distancia, y se corría, infinitamente, sobre un mismo punto. 
Mariano Nicolás Donadío


Viernes 27 de diciembre  de 2013 - año 14 - número 606 - día de la bartola

lo insoportable
la campaña anti año viejo y la idealización del AÑO nuevo.

actividades de la fundación solargento
taller de verano de postergación de proyectos de escritura

Nadie se acuerda de los olvidados  
Hoy: PONCHI MORPURGO

mira vos, che
momentos sexuales incómodos de films de disney

Comentarios