Psicopatología de la comedia

 

El problema, hoy en día, es que todo el mundo quiere ser comediante. Se lo oye en los periodistas radiales y los conductores de noticieros, los chefs de la televisión y los políticos, los taxistas, y los tuiteros. Se lo ve en la moda del stand up, ese espacio límite en donde el humorista y el sujeto de la calle se dan la mano.

Cuidado con este deseo de ser el gracioso de la clase. Un estudio realizado en Oxford sobre 523 comediantes señala que en ellos hay una fuerte tendencia a adquirir rasgos psicóticos. “Los elementos creativos que se necesitan para producir humor son impresionantemente parecidos a aquellos que caracterizan el estilo cognitivo de las personas con psicosis, tanto esquizofrenia como trastorno bipolar" sostiene el profesor Gordon Claridge, de esta universidad. Sin embargo -agregan- son estas afecciones las que permiten combinar ideas y jugar con ellas produciendo conexiones originales e ingeniosas.

Todos somos un poquito psicóticos, algo esquizofrénicos, con un toque de bipolaridad. Tal vez el secreto consista en descubrir nuestra propia patología, para construir una vida alrededor de ella.

La Nación, domingo  26 de enero de 2014.-

Comentarios