Una propina para Jesús


El santo patrono de los mozos y las meseras no tiene rostro, es rico y vive en Norteamérica.  En los últimos seis meses un afortunado número de camareros de Nueva York, San Francisco y Cabo San Lucas (México) encontró una propina de mil, dos mil o tres mil dólares sobre la mesa. Los billetes estaban acompañados por la frase “Tips for Jesus” (“Propinas para Jesús”) escrita sobre la boleta. En algunas ocasiones, la propina fue diez veces superior al monto de la comida.

"La verdad es que fue una sorpresa enorme. No suele ser habitual que recibamos propinas tan altas. No tenemos ni idea de quién fue el cliente que la dejó", explicó Mary Tuttle, encargada del restaurante The Hungry Cat de Los Ángeles, donde "Tips for Jesus" dejó una propina de mil dólares.  Se sospecha que el inventor de esta movida es Jack Selby, ex vicepresidente de PayPal. Y que es secundado por un grupo de millonarios. Pero nada de esto fue confirmado todavía y la escena se repitió en varios locales de comida. Mientras tanto los camareros piadosos, esos sujetos acostumbrados a vivir de la generosidad de los extraños, se santiguan y rezan por que los toque esta felicidad fugaz pero plena, con asombro calculado.

La Nación, domingo 2 de marzo de 2014.-

Comentarios