El asombroso poder del primer hola

 
¿Tenemos una primera cita? Recomendamos prepararse bien: aunque no creamos en la primera impresión, hay mucha gente que sí. Y ensayar tonos de voz para ese “hola” que -según científicos de las universidades de Glasgow y Princeton- puede definir una relación. En palabras de este grupo de psicólogos, el sencillo “hola” es suficiente para sacar conclusiones sobre el tipo de personalidad de la persona que lo dice.

El experimento consistió en hacer escuchar 64 grabaciones de saludos a cientos de personas y pedirles que las clasificaran las de acuerdo con el grado de confianza, dominación, atractivo, honradez y calidez. Los universitarios quedaron sorprendidos acerca de la coincidencia y la rapidez de los juicios.

Tenemos un saber intuitivo que se despliega ante un primer encuentro, un primer contacto y una primera escucha. Después viene lo de siempre: buscar pretextos que confirmen nuestras intuiciones, racionalizar esa primera impresión, concluir con un “siempre dije que ese tipo no me gustaba” o “nos llevamos bien desde el principio.” No es científico,  pero a muchos humanos le funciona.

La Nación, domingo 30 de marzo de 2014.-

Comentarios