Historia en dos desiertos


¿Cómo habrá sido eso de estar viviendo al lado de un misterio sin sentir la obligación de develarlo? ¿Vivir en la Isla de Pascua sin decir “estos son los misteriosos moais, de los que se desconoce su origen”? Los egipcios llevaban milenios viviendo junto a sus pirámides con toda alegría e indiferencia, pero llegaron los arqueólogos y con ellos sus teorías: fueron construidas por esclavos hebreos, egipcios bien pagados o extraterrestres. Los físicos de la Fundación para la Investigación Fundamental sobre la Materia de Amsterdam afirman que los grandes bloques que las forman fueron arrastrados a través de una arena humedecida “con la humedad justa”.

En la misma semana, pero en otro desierto -Alamogordo, Nuevo México-, un grupo de investigadores encontró un tesoro enterrado: millones de cartuchos del juego de Atari “ET: El Extraterrestre” de 1983, considerado el peor de la historia y que mandó a la quiebra a sus creadores. Circulaba la leyenda de que los habían echado a un vertedero. La leyenda era cierta.

De las pirámides al cartucho plástico de Atari, cada vez es más fuerte la tentación de quitarle misterios a este mundo. Y de poblarlo de misterios nuevos como este último: misterios módicos, banales y curiosos, por los que nadie daría un dedo de su mano.

Mariano Nicolás Donadío

Viernes 23 de mayo de 2014 - año 14 - número 626 - día del comedor de manises

lo insoportable
las preguntas asesinas de Mirtha Legrand y su comentario “tengo que preguntar, la gente me lo pide” después de esas preguntas. El uso que hace la Legrande de la abstracción “la gente”

actividades de la fundación solargento
“desleer ese libro”, taller de olvido inducido

mira vos, che
“Mulán Rouge”, “La casa de Bernarda Alvin y las ardillas” y muchos posters más de películas mezcladas por el dibujante español Carlos Areces.

Autobiografía en haiku
Mi problema: aprendí /
a moverme y a bailar /
mirando dibujos animados.

Comentarios