Dos tipos raros

1-   ¿Psicopatía? Psicopatía eres tú…
  
El neurólogo norteamericano James Fallon eligió como especialidad el estudio de los psicópatas. Antecedentes familiares: entre sus antepasados hay al menos siete asesinos registrados. Un día estaba estudiando placas de pacientes y asesinos, mezcladas con esquizofrénicos y depresivos. Notó que una de ellas era claramente patológica. Con sorpresa, al chequear su archivo, descubrió que esa placa era la suya propia.

Estamos en una de esas novelas policiales en las que el detective descubre que es el culpable. En lugar de ocultar su descubrimiento, Fallon escribió un libro sobre esta experiencia: “El psicópata interior” y explicó en primera persona que es lo que siente un sujeto así. “Nunca he matado a nadie, ni violado a nadie”, afirma. “Tengo dificultad para empatizar, pero recibí mucha atención, de niño fui muy amado, eso me protegió.” Un gol más que la voluntad humana emboca en el arco del destino. El legado genético influye sobre la vida, pero no la determina.


2-   El hombre de la sonrisa insistente

“Es lo opuesto al autismo.” Esto es lo que dice de su hijo la madre de Chris Steel, un sujeto con síndrome de Williams. Las personas con este mal tienen un exceso de confianza en los otros. La ansiedad los lleva a necesitar compañía para ser confortados continuamente.

Chris tiene 40 años, es rubio y de sonrisa exagerada; bondadoso y sociable, perfecto para llevar a una fiesta. Pero es muy vulnerable, tiene un coeficiente intelectual bajo y no puede realizar cuentas u operaciones matemáticas. Trabaja como actor de teatro, la tarea justa para alguien que quiere ser mirado todo el tiempo. 

En otra época, Steel hubiera sido el simple del pueblo o el personaje de un cuento infantil; hoy, el protagonista de una pequeña película de cine independiente, ese cine que ama a los sujetos angélicos y algo tontos. En estos tiempos -donde se llama depresión al mal de amores, ataque de pánico al tedio de vivir y estrés al dolor del alma- a Chris se lo cataloga como cuestión de cromosomas. Y se bautiza a su mal con nombre de síndrome.

Mariano Nicolás Donadío


Viernes 1 de agosto de 2014 - año 14 - número 632 - día del amigo que te llama solo para manguearte

lo insoportable
los chicos y chicas de las ONG que te paran en la esquina con la excusa de una encuesta y se toman cinco minutos para decirte que quieren pedirte plata

actividades de la fundación solargento
el uso del cello como música de fondo para cualquier obra de teatro under”, clínica

mira vos, che
un mapa mundial de los estereotipos culturales.


arteartearte



Comentarios