El idioma de los hombres felices


En el principio fue el no. Es curioso: aprendemos a decir “no” antes que “sí”, probablemente porque como bebés somos más simples, y es más sencillo negar que asentir. Mientras tanto, ya empezamos a vivir en nuestro idioma y a manipular el esforzado sí entre nuestras primeras palabras, esas herramientas para convertir al mundo.

Un grupo de estudiosos de la Computational Story Lab de la Universidad de Vermont se tomó el trabajo de analizar las diez mil palabras utilizadas con más frecuencia en los idiomas inglés, castellano, francés, alemán, portugués, coreano, chino, ruso, indonesio y árabe. Según este estudio, el lenguaje en general tiende a tener más palabras positivas que negativas y el castellano es el idioma más “feliz“. En efecto, es el idioma más optimista de esta lista porque tiene más palabras para definir lo positivo que lo negativo. Lo siguen el portugués y el inglés; el chino con su tristeza ocupa el último lugar de esta lista.

Compartimos esta noticia en nuestro feliz castellano; feliz y empeñoso, porque ser optimista cuesta su esfuerzo. El cinismo y la desesperanza y son para los débiles.

Mariano Nicolás Donadío

Viernes 19 de septiembre de 2014 - año 14 - número 638 - día de la condición sine que non

lo insoportable
el precio del helado en la heladería. Opción moral y pragmática: pasar el calor degustando los dignísimos helados de los supermercados Día.

actividades de la fundación solargento
cosplay en el salón municipal: concurso de disfraces de burócratas famosos

mira vos, che
fotos graciosas con un bull terrier. Aprendan, gilada mascotera, a sacar fotos.

quién se acuerda de los olvidados

Hoy: Calígula

Comentarios