Jack el Destripador, el asesino más cambiante


Cada diez años se descubre una nueva identidad para Jack el Destripador. Jack ha sido un miembro de la familia real, un carnicero, una logia masónica o un médico de la corona. Y, en esta última semana, un joven peluquero polaco. “Poseo la única prueba forense en la historia del caso. Por fin hemos resuelto el misterio de quién era Jack El Destripador” dice Russell Edwards, un investigador británico obsesionado por nuestro asesino serial. 

En estos días se publica su libro “Identificando a Jack el Destripador”, en donde Edwards explica que el estudio del ADN encontrado en el chal de una de las víctimas, Catherine Eddowes, corresponde al de uno de los descendientes actuales del sospechoso Aaron Kosminski. Kosminski llegó a Inglaterra huyendo de los rusos. Scotland Yard lo describe como un esquizofrénico paranoico con alucinaciones. 

La hipótesis de Edwards combina la xenofobia inglesa de estos días con los elementos de policía científica, a lo NCIS. Un asesino al gusto moderno, porque cada tiempo construye sus propios monstruos, y su fantasía le inventa rostros distintos.

La Nación, domingo 14 de septiembre de 2014.-

Comentarios