Alma de Instagram. Foto Nº 5. "Yo conmigo: la extraña pareja"



A lo largo de estos años aprendí a perfeccionar mi capacidad por llegar tarde a las cosas de la vida: una actitud ontológica, una pasión sosegada. Mi adolescencia terminó cuando me fui a vivir solo, cerca de los cuarenta. (Actualmente sigo anclado en la juventud y me viene tentando la adultez, pero comentarios como “parecés mucho más joven” no ayudan).

En esta foto estoy a punto de ocupar mi primer departamento, el de Chile y Libertador. En aquella época las selfies se tomaban poniendo el celular en automático y corriendo a posar delante de la cámara. Tenía una heladera vieja que chiflaba (la apuñalé a los pocos meses, pero esa es otra historia), la silla con rueditas de la computadora, un televisor y muchos, muchos libros. Los libros eran amables y a veces me dejaban un rincón para que duerma.

Comentarios