Lo que no tiene comienzo


Encerrar al universo -a todo aquello que ha sido y lo que es- dentro de una ecuación: el joven Stephen Hawking declara su ambición en “La teoría del todo”, la biopic estrenada en estos días. Pero el Universo conspira y no se deja descifrar; no le echemos la culpa a él, sino a nuestro modelo. “El universo podría haber existido desde siempre, de acuerdo con un nuevo modelo que aplica términos de corrección cuántica para complementar la teoría de la relatividad general de Einstein”  dicen Ahmed Farag Ali, de la Universidad de Benha, Egipto, y Saurya Das de la Universidad de Lethbridge, Canadá.

Ali y Das aducen que las matemáticas solo pueden explicar algo que haya sucedido en un después, y no antes de una singularidad. Este modelo propone  una corrección al modelo del Big Bang -considerado el origen del Universo- y pone en cuestión la idea del inicio. Estamos acostumbrados a vivir entre cosas que alguna vez han nacido y la misma idea de un Dios que siempre estuvo allí nos resulta escandalosa. Quizás el problema no esté en el universo mismo, quizás el problema, para entenderlo, seamos nosotros.

La Nación, domingo 15 de febrero de 2015.-

Comentarios