Te amo pero no me acuerdo


Primero se va el recuerdo; detrás de él se va el sentimiento. Un estudio realizado con personas que padecen el mal de Alzheimer parece señalar esto. Edmarie Guzmán Vélez y Daniel Tranel, de la Universidad de Iowa, junto con Justin Feinstein, de la Universidad de Tulsa, mostraron a personas con dicha enfermedad una serie de escenas de películas.

Películas tristes y alegres. Al rato de verlas, olvidaban el contenido de lo que habían visto. Pero el sentimiento despertado por esas escenas permanecía.

“Esto confirma que la vida emocional de un paciente de Alzheimer está viva y sana”, subraya Guzmán-Vélez. Y que los que la padecen experimentan estados prolongados de tristeza y alegría a pesar de no poder recordar el motivo. Nosotros tomaremos prestada esa idea bella y triste del sujeto que de repente fue asaltado por un sentimiento inesperado, sin un recuerdo ni una memoria que lo contenga. Nos pasó, y un montón de veces.
Mariano Nicolás Donadío


Viernes 27 de marzo de 2015 - año 15 - número 661 - día del patovica

lo insoportable
los llamados telefónicos de Macri para “hablar sobre nuestros problemas”

actividades de la fundación solargento
el uso del cello como música de fondo para obra de teatro under”, clínica taller seminario

mira vos, che

Autobiografía en haiku
Trabajo para el destino /
le tiro ideas /
propongo tramas.

Comentarios