La flor más vieja del mundo


Las flores son bellas porque su vida es breve, como los fuegos artificiales, el algodón de azúcar y los actores infantiles; su encanto reside en la fragilidad de su belleza. Por eso, la noticia del fósil de una flor -que atravesó 160 millones de años para llegar hasta nosotros- debería ser considerada, más que una paradoja, un escándalo.

“La flor más antigua del mundo” (así se la llama en el último número de la revista inglesa Historical Biology) es el fósil de una Euanthus panii encontrado en el noreste de China. “Tiene sépalos, pétalos y otros elementos comunes a las flores modernas, organizados de forma perfecta al igual que las flores de angiospermas existentes", aseveró el profesor Wan Xin, del Instituto de Geología y Paleontología de Nanjing. Una flor en toda la regla, la primera de la que se tiene conocimiento.

Escándalo y tarea para los poetas, que suelen elegirla como símbolo de la delicadeza del amor y de la vida. Ahora tendrán que traducir el mensaje de una flor de piedra venida desde el Jurásico, para decirnos vaya Dios a saber qué cosa. 

La Nación, domingo 29 de marzo de 2015.-

Comentarios