De cómo un “por favor” dio origen al capitalismo



“Por favor” y “gracias” son las primeras palabras que a uno le enseñan para ser considerado un buen chico. Además, serían la base de nuestro modelo económico. Eso es lo que sostiene el antropólogo David Graeber en su libro “Deuda: los primeros cinco mil años”.

Dice el hombre que los orígenes de estas expresiones provienen de la Edad Media: recibir una merced o reconocer el origen divino de lo recibido. Deferencias creadas desde el lenguaje para mostrar respeto a personas de jerarquía superior, en lo económico, lo militar y lo simbólico. Nuestra economía necesita de esta cortesía: de ella nace el crédito. “El otro no tiene obligación de ayudarnos, pero esperamos que lo haga simplemente porque confiamos en su magnificencia (otro valor feudal atribuido a monarcas que gobernaban a siervos con apenas algún derecho)”, puntualiza.

Revolución sería vivir en el “de nada”, que se traduce como “no fue nada, me dio gusto ayudarte, el placer fue mío”. Pero ser contemporáneos no es tan fácil como se cree. Usamos palabras que son más viejas que nosotros. Esas palabras, muchas veces, deciden por nosotros y por nuestra vida.

Mariano Nicolás Donadío


Viernes 10 de julio de 2015 - año 15 - número 674 - día de la autoflagelación con motivos humanitarios

lo insoportable
las quejas por el frío en invierno

actividades de la fundación solargento
ley de eutanasia para las canciones débiles. debate

mira vos, che
Damián Autorino se pasó el feriado subiendo la lista de los 100 mejores temas de Charly de la Rolling Stone a Youtube. Una labor de amor. Escuchen.

Nadie se acuerda de los olvidados
Cecile Charré y su perrito Alfonso



Comentarios