Juicio y castigo a la mirada de Zhao Wei




En China, el cine es cosa grave. No solo prohibieron las películas con viajes en el tiempo; además se prohibe la existencia de todo personaje capaz de reescribir la historia pasada. Beijing no cree en flashbacks y teme al poder del cine y sus birlibirloques sobre sus espectadores. Los espectadores chinos también se toman al cine con seriedad: en Shangai, uno de ellos demandó a la actriz china Zhao Wei por tener una mirada muy penetrante.

La mirada de Wei no es poca cosa; nuestra chica hace el papel de una madre emocionalmente inestable en un culebrón  y le basta con esos ojos para imponer disciplina a toda su familia. El demandante alega que las miradas de esta actriz “le han causado un daño espiritual” y exige una compensación económica. La demanda incluye la prohibición de mirar a los espectadores de la serie.

El reclamo es exagerado, pero no está exento de ternura. Nos recuerda aquellos primeros tiempos del cine en los que los espectadores se levantaban y huían corriendo porque creían que una locomotora se les venía encima. Cuando la (creencia en la) mirada de una actriz podía trastornar una vida. Hoy estamos acostumbrados a estos artificios y vemos cine, pero el cine ha dejado de mirarnos.

Mariano Nicolás Donadío


Viernes 3 de julio de 2015 - año 15 - número 673 - día de la amoladora semiprofesional

lo insoportable
los bocaditos Cabsha con el relleno de dulce de leche endurecido. Digamos no. Hagamos algo.

actividades de la fundación solargento
todos por Karadagián y contra María Kodama en la Biblioteca Nacional

mira vos, che
¿es que nadie piensa en los niños? Cosas inapropiadas encontradas en libros infantiles.


Acción antipoética

Comentarios