Béziers, donde la mano dura es más que dura



A río revuelto, nostalgias del río en calma. En Francia y desde hace unos años el clima social se enrarece; mientras tanto, en la localidad de Béziers el alcalde impone el toque de queda a los niños, prohibe tender la ropa fuera de la casa y entrega armas a los guardias municipales.

El nombre del alcalde es Robert Ménard. Según una medida de su inspiración, estas vacaciones de verano los niños no podían permanecer en la calle durante la noche. El alcalde de Béziers también fue discutido por hacer un censo de alumnos musulmanes en las escuelas estatales y echar personalmente -hay un video de esto- a unos pobladores sirios.

Ménard empezó su carrera en el socialismo y hoy coquetea con la extrema derecha del Frente Nacional; intenta seducir al francés nostálgico y admirador de la mano dura. Los inmigrantes y los niños -esos agentes del caos- encontrarán en Béziers a una ciudad poco amigable. Adversa para el poblador pobre pero grata para el turista. A la Francia orgullosa de sus instituciones republicanas parece decirles: “que haya orden, que lo demás no importa.”

Mariano Nicolás Donadío 

Viernes 6 de noviembre de 2015 - año 15 - número 692 - día de la ortopraxis

lo insoportable
las navidades prematuras: ya hace dos semanas que en las avenidas de Buenos Aires y en Falabella aparecen luces de colores y arbolitos.

actividades de la fundación solargento
a ver: poné cara de orto, apoyá la mano en el mentón”, taller de fotografía para retratos de escritores

mira vos, che
todo lo que me digas sobre prácticas sexuales, te lo creo: rituales sexuales de todo el mundo.

nadie se acuerda de los olvidados
voy por la vida /
pidiendo a gritos /
la incomprensión de todos

Comentarios