“Por favor: no enjabone la sala de este museo”


Una superstición del siglo XX indica que la función del arte es la de hacernos preguntas. El equipo de agentes de limpieza del museo Museion de la ciudad de Bolzano (Italia) no se hizo tantas cuestiones y limpió toda la sala que albergaba una instalación de arte moderno, confundiéndola con basura.

Razones había. La pieza en cuestión se llamaba “Where Shall We Go Dancing Tonight?” (¿A dónde podemos ir a bailar esta noche?) y consistía en un salón sembrado de botellas de champán vacías, colillas de cigarrillos, guirnaldas y papel picado por el piso. “El viernes hubo un evento y le dijimos al personal que únicamente recogiera la basura, y dejara el resto de las cosas tal cual estaban“, contó la curadora Letizia Ragaglia. Se olvidaron de comunicar al personal cuál era la basura y cuál la exposición.

Las autoridades del museo podrían contratacar con una pregunta: "pero en el fondo, ¿qué es el arte?” Hace décadas que el arte se hace esta pregunta narcisista sobre su identidad, como si fuera un adolescente que todo el tiempo está pensando en sí mismo.

La Nación, 1º de noviembre de 2015.-

Comentarios

musidora dijo…
aguanten los trabajadores/as! viva lperón, viva la patria

amo tu blog