La profecía de un mundo de anteojudos



Toda buena pandilla infantil necesitaba un líder, un gordo, una chica linda y un chico (o una chica) con anteojos. Los niños de anteojos no eran fáciles de conseguir: solía haber uno solo por aula, para uso y abuso de toda la clase. Pero en las últimas dos décadas el número de anteojudos viene creciendo en forma exponencial y preocupante. Un estudio científico del Brien Holden Vision Institute, de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) arriesga que la mitad de la población mundial será miope en 2050.

Este rápido aumento se debe a "factores ambientales (crianza), principalmente el estilo de vida cambiante, con menos tiempo pasado al aire libre, y el incremento del trabajo de cerca con dispositivos electrónicos, entre otros factores", señalan los investigadores en un artículo publicado en la revista Ophthalmology.

Y aquellas personas miopes que hoy tienen más de 30 años darían lo que fuera por ser niños o adolescentes en estos días, para tener lo que más desearon en aquel entonces: ser vistos como unos más entre tantos. Pero ya es tarde para eso.

La Nación, domingo 21 de febrero de 2016.-

Comentarios