Esos ojos alucinantes



Nos estamos acostumbrando a vernos en pantallas, y los únicos que miran a los ojos son los enamorados y los buenos mentirosos. ¿Por qué cuesta tanto levantar la vista y mirar de frente? Porque “mirar a otra persona a los ojos puede inducir un estado alterado de conciencia” explica Giovanni B. Caputo, de la Universidad de Urbino.

El investigador italiano reunió medio centenar de voluntarios, los sentó en parejas y a un metro de distancia, y los obligó a mirarse durante un largo rato. El 90% de los voluntarios experimentó la alucinación de que el rostro que tenían enfrente se deformaba, y el 75% vio figuras monstruosas que surgían de los costados. Durante esta experiencia, muchos dijeron sentirse “desconectados” de la realidad o abandonados en una especie de vacío.

Los antiguos decían que los ojos eran el espejo del alma: es posible que, desde la abolición de la noción del alma, los ojos terminen siendo el reflejo de un mundo desconocido y perturbador. La superficie oscura de un lago hondo. Una pregunta para la que no tenemos respuesta.

Mirar a los ojos es asunto de valientes.

Mariano Nicolás Donadío


Viernes 1º de abril de 2015 - año 15 - número 705 - día del tejemaneje

lo insoportable
la idea de que el pasaje de colectivo tienen que aumentar porque en otras partes está más caro

actividades de la fundación solargento
“esto no es música: los efectos perniciosos del reggaetón escuchado por los parlantes del celular ajeno en un viaje en tren”, seminario psiquiátrico.

mira vos, che
mapa sonoro de géneros musicales: los mil hijos del rock y el pop

Autobiografía en Haiku
¿mi “vida útil”? /
vida útil: una espe- /
cie de oxímoron.

Comentarios