Orgullo de fracasado



"Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor” propuso alguna vez Samuel Beckett. Escuchando este oráculo (y a contrapelo de la tendencia a esconder los fracasos debajo de la alfombra) un profesor de Psicología de la Universidad de Princeton, Johannes Haushofer, presentó en Twitter y por entregas un currículum de sus derrotas profesionales.

Haushofer se sincera: “la mayoría de las cosas que intento no salen adelante. Pero a menudo esos fracasos son invisibles, mientras los éxitos sí son visibles. El mundo es un lugar relativo, las solicitudes que hacemos son imprevisibles y los comités de selección o los jueces tienen días malos. Este CV de fracasos es un intento de equilibrar mis registros y proporcionar cierta perspectiva".

Mientras los paladines de la autoayuda quieren convencernos de que la derrota es la antesala del éxito, el gesto de este profesor nos señala otra dimensión: la de la misteriosa dignidad del fracasado que quiere compartirnos -sin adornos pero con orgullo- el relato de sus fracasos.
  
Mariano Nicolás Donadío


Viernes 3 de junio de 2015 - año 15 - número 712 - día del orgasmatrón

lo insoportable
la ausencia de feriados

actividades de la fundación solargento
festival de cine tartamudo

mira vos, che
dónde está Warhol? Buscá a Andy en estos dibujos.

Nadie se acuerda de los olvidados:

Hoy: Golo

Comentarios

damianivanoff dijo…
si se impone sta forma de ver al mundo, seré un referente del futuro.