Las audaces decisiones de una arveja



Se supone que la ética de las plantas es sencilla: solo se les exige que estén ahí. Pero un estudio realizado por un equipo de científicos de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y Tel-Hai College (Israel) demuestra que las plantas pueden tomar decisiones e incluso arriesgarse.

El estudio se basa en la experiencia acerca de una plantación de arvejas, a las que se las hizo crecer con sus raíces dividida entre dos macetas. Las plantas eligieron la mitad de la maceta que tiene niveles más altos de nutrientes aunque esa mitad tuviera condiciones variables y más propensas al riesgo.


"Es la primera demostración de una respuesta adaptativa al riesgo en un organismo sin sistema nervioso. No decimos que las plantas sean inteligentes en el sentido utilizado para los seres humanos u otros animales, sino más bien que tienen comportamientos complejos e interesantes como adaptaciones biológicas” dice el profesor Alex Kacelnik, de Universidad de Oxford. Pero esos comportamientos obedecen a una ley secreta del universo de los seres: esa que nos ordena sobrevivir.

La Nación, domingo 10 de julio de 2016.- 

Comentarios

Diego dijo…
"Las plantas eligieron" parece un poco exagerado.

Debería sorprendernos tanto como cuando el viento "elige" para dónde soplar.

¡Libres como el vientooooooooooooooo!