Solitaria luna de miel en Grecia


¿Se puede fotografiar una ausencia? La joven paquistaní Huma Mobin acababa de casarse y con su novio Arsalaan Sever había planeado su viaje de luna de miel a Grecia, Pero el universo conspiró en contra de los enamorados, y a Arsaklaan le negaron la visa de entrada. El viaje ya estaba pagado y no había devolución posible: a pedido de su marido, ella siguió viaje, acompañada de su suegro y su suegra como chaperones familiares.

Apenas entró a Grecia, Huma empezó a mandar fotos en las que aparecía con expresión de desconsuelo y el brazo derecho extendido, como si en lugar de abrazar una porción de aire estuviera abrazando a un esposo imaginario. Las fotos de esta luna de miel solitaria -entrelazada a su marido incorpóreo, frente al Partenón y en las orillas al mar Egeo- están recorriendo el mundo.

Alguien le preguntó a Huma si los turistas no se asombraban ante el espectáculo de esa mujer sacándose fotos junto a un fantasma. "La gente estaba literalmente rompiéndose el cuello con los selfies, así que se me veía bastante normal haciéndolo", contestó.

La Nación, domingo 17 de julio de 2016.-


Comentarios