Comer, rezar, amar, desamar y amar de nuevo


La expresión perfecta del chick flick (traducción aproximada: “película de minitas”) se encuentra en el film “Comer, rezar, amar”, y su perfecta combinación de búsqueda amorosa, sitios exóticos, hombres apuestos y Julia Roberts por partes iguales. La historia tiene su origen en la novela autobiográfica de Elizabeth Gilbert, su salida al mundo y su amor con un empresario brasileño. Esta semana Elizabeth Gilbert anunció el final de su relación con el empresario José Nunes para emprender una relación sentimental con Rayya Elias, amiga y compañera de viajes.

La novelista se declaró a su novia durante un partido de rugby femenino, en las olimpiadas de Rio. (¿Hace falta anunciar que se salió del closet o con ir a ver un partido de rugby femenino ya alcanza?). "Rayya es mi mejor amiga, sí, pero siempre ha sido más grande que eso. Es mi modelo, mi compañera de viajes, mi fuente de luz más confiable, mi fortaleza, mi confidente. En breve, ella es mi PERSONA" explica Elizabeth en su cuenta de Twitter.

Se sabe que Rayya tiene un cáncer de páncreas, diagnosticado como incurable. La historia continúa. Después de comer, rezar y amar, cuál será el título de la novela. A dónde va a llevarla su búsqueda. Cuáles serán nuevos los verbos elegidos.

Mariano Nicolás Donadío


Viernes 16 de septiembre de 2016 - año 15 - número 722 - día de la mitocondria

lo insoportable
la chicana “¿y si a vos no te robaran y te mataran a tu familia no querrías matarlos?”

actividades de la fundación solargento
presentación del libro “Quisiera hablar de otro tema que no sea Cristina pero no me sale” de Alfredo Leuco.

mira vos, che
10 errores de diseño de periódicos como para echar al diseñador 

quién se acuerda de los olvidados
hoy Thelma Biral



 



Comentarios

damianivanoff dijo…
Y VOS QUE HARÍAS SI TE COMENTAN TODO EN MAYÚSCULA EH?

EH?
Marianodon dijo…
Invitaría a la mesura.