Un canal de TV donde nunca pasa nada




“Uno de los mayores éxitos televisivos de Noruega es un programa en el que se quema leña en una chimenea, horas y horas”, dijo Barack Obama al regreso de un viaje, y aunque parezca una broma, lo decía en serio. La SLOW TV o televisión lenta es un invento de Sakte-TV, la radiotelevisión pública noruega. En ese canal se puede mirar una jornada de pesca del salmón de dieciocho horas, o recorrer la costa del país en un tour de ciento treinta y cuatro horas. O unas mujeres tejiendo durante una noche entera. O el recorrido completo de un tren.


“Nunca se sabe lo que puede pasar en esas filmaciones, aunque lo más probable es que no suceda nada. Gran parte de la historia está en la cabeza de los espectadores. Hacerlo en horario de máxima audiencia es una manera decir que es importante.”, indica el productor Thomas Hellum, uno de los responsables de Sakte-TV. El formato parece ser exitoso y Netflix acaba de comprar "Un viaje por el canal de Telemark” y "La noche nacional del tejido de punto”. A veces la televisión puede ser tan aburrida como la vida misma. 

La Nación, domingo 4 de septiembre de 2016.-

Comentarios

damianivanoff dijo…
hace tiempo que hay un público, al que suscribo, que mira viajes de tren desde las cabinas, o gente pescando, cosas así. De algún modo es relajante, no es que lo ves todo el tiempo, pero está bueno mientras hacés otras cosas o te quedás dormido. Estamos hasta la pija.

HAIL SOL ARGENTO