La remera que profetizó el futuro


Está de moda hablar del “polémico vestido” de una estrellita de la farándula; significa, sencillamente, un vestido con demasiadas aberturas que muestran más de lo acostumbrado. Verdaderamente polémica fue la prenda de vestir que se le ocurrió a la estadounidense Ann Moliver Ruben en 1995: una remera en la que el dibujo de una niña exclama: "algún día una mujer será presidenta".

La remera fue polémica porque -aunque ya había vendido más de la mitad de la tirada- la cadena Wallmart decidió retirarla de la venta. Alguien explicó que el mensaje de esta prenda iba "en contra de los valores familiares", que era ofensiva para algunos clientes y vulneraba la política de neutralidad de la empresa. Cuando la medida tomó estado público, Wallmart se enfrentó ante un boicot tan fuerte que tuvo que encargar 30.000 ejemplares. Se vendieron como pan caliente.

Hoy Ann Ruben tiene 90 años y espera con ansiedad el resultado de las elecciones presidenciales, para saber si su idea fue una provocación o una profecía. A veces la utopía se presenta con pocas palabras, pintada sobre una pared o en el frente de una remera.

La Nación, Sábado 16 de octubre de 2016.-

Comentarios