Robin Hood para principiantes


Nacer es relativamente fácil. Aprender el sentido de la solidaridad lleva más tiempo. Un estudio publicado por la revista especializada Developmental Psychology señala que los niños detectan muy pronto la diferencia entre un individuo dominante y un individuo subordinado, pero recién a los cinco años dejan de favorecer al dominante para ayudar al subordinado.

Los investigadores llevaron a 173 niños a ver una obra de títeres. Uno de ellas era el jefe, que imponía sus órdenes a la segunda una segunda marioneta. Los investigadores dieron a uno de los niños un pedazo de chocolate. “Entre los 3 y los 4 años, una gran mayoría de los niños apoyaba a la marioneta dominante dándole el trozo de chocolate. A los 5 años, esta tendencia desaparece para invertirse completamente a los 8 años. A esta edad, la casi totalidad de los niños ayudaban a la marioneta subordinada” dicen los investigadores.

Lo llamaron “Paradigma de Robin de los Bosques”. Quizás no estemos aquí ante una verdad científica, pero sí ante una buena metáfora. El sometimiento es infantil. La empatía y la solidaridad, ya son cosa de grandes. 

La Nación, domingo 30 de octubre de 2016.-

Comentarios

made atom dijo…
después crecen y votan a Macri, se llama "paradoja de Hood-Robin".