Entradas

Nadie fue a ver a Giovanni Mongiano

Adictos a las pantallas

La suerte excesiva del matrimonio Fink

India: la plaga amorosa de los “romeos telefónicos”

Inmigración no es criminalidad

De cómo José Luis le ganó al olvido

Cuando la tecnología se encuentra con la poesía, nacen negocios

Comunismo y pitufos en el Uruguay

La fama en la Web, ese malentendido

El sexo débil y la fuerza de las palabras

Trabajen menos. Gasten más

Apogeo y caída de un youtuber

Beber para recordar

El Pac-Man en su laberinto

El romance del neonazi y la mujer negra

Fin del mundo: unos minutos antes de la medianoche

Una araña en recuerdo de Barack Obama

Seis remedos de iluminación

En el amor, en la guerra y en las hormonas.

Mr. Bingo, el hombre que odia por encargo

Mirar a los ojos, o pensar

El último viaje: preparación de valijas

La última hora de la jirafa

Lo primero que ellas miran

Una luz de esperanza en la senda del payaso

Un verdadero punk no siente nostalgia