La última hora de la jirafa



La jirafa es el ejemplo de la excentricidad de Dios, un sujeto de gustos poco sobrios. Es la prueba de que a veces diseña sus obras como si fuera un chico, haciendo lo que se le da la regia gana. Es una tristeza que el último informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza –la organización que determina cuáles son las especies que están en peligro- tenga que decirnos que está en peligro de extinción.

“La población de jirafas ha descendido un 40 por ciento durante las últimas tres décadas y actualmente quedan unas 97.600,” explican. El peligro es tan grande que las jirafas pasaron de “preocupación menor” a “vulnerable” sin pasar por “casi amenazada”, que es la calificación intermedia.

¿Las causas? La pérdida de su hábitat por la explotación de suelos y la minería; pero, fundamentalmente, la acción de los cazadores furtivos. En qué momento el niño, ese adorador de jirafas, se convierte en un cazador. Cuándo y por qué deja de dibujarla, y quiere poseerla, y matarla.
Mariano Nicolás Donadío


Viernes 20 de enero de 2017 - año 16 - número 733 - día de la canción romántica de protesta

lo insoportable
los WhatsApp de voz. Especialmente los largos. Pero también los cortos.

actividades de la fundación solargento
“el pop tonto: ¿redundancia?” charla orientativa

mira vos, che

quién se acuerda de los olvidados
hoy: Julia Sandoval



Comentarios

Diego dijo…
Lo insoportable:
- los que te hacen oír los WhatsApp de voz, tanto largos como cortos
- los que te muestran los chistes que reciben por WhatsApp, largos, cortos o ¡videos!
made atom dijo…
adhiero a todo lo dich en el comentario anterior; y adhiero a meterles el rifle en el orot a los cazadores de animales silvestres.
Y las cadenas de vídeos por Whatsapp!
Basta ya!