Apogeo y caída de un youtuber


Si hoy a un niño se le pregunta que quiere ser cuando sea grande, va a responder futbolista, veterinario y youtuber. Los youtubers –esos sujetos que se comunican por YouTube para hablar de sus gustos y sus opiniones- son los Beatles de una generación que se acostumbró a vivir delante de una cámara. Uno de ellos, el sueco  PewDiePaw, es visto por 53 millones de suscriptores.

Esta semana el youtuber más famoso mordió el polvo. Felix Kjellberg, (su verdadero nombre) acaba de sufrir la cancelación de Disney y YouTube debido a su seguidilla de chistes racistas y antisemitas: un hombre vestido como Jesús diciendo "Hitler no hizo nada mal" y dos indios sonrientes portando un cartel que dice “muerte a todos los judíos”.

"Yo sólo quería demostrar lo loco que está el mundo a través de algunos servicios que hay ahora en línea", asegura. Kjellberg atravesó la última frontera. Descubrió que las acciones producen consecuencias. Es la primera historia de apogeo y caída de un youtuber.

La Nación, domingo 19 de febrero de 2017.-

Comentarios